¿Te has preguntado alguna vez cuantos días de vacaciones te corresponden por ley?

¿Sabes cómo se calculan los días de vacaciones por mes trabajado? ¿Qué pasa si cambias de empresa o de convenio colectivo? En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el derecho a las vacaciones de los trabajadores, para que puedas disfrutar de tu tiempo libre sin problemas.

¿Qué dice la ley?

Según el Estatuto de los Trabajadores, todos los trabajadores tienen derecho a un mínimo de 30 días naturales de vacaciones al año, es decir, un mes completo. Esto equivale a 22 días hábiles, sin contar los domingos ni los festivos. Este es el mínimo legal, pero puede haber condiciones más favorables en el contrato individual o en el convenio colectivo que se aplique.

Se deben fijar de común acuerdo entre el trabajador y el empresario, teniendo en cuenta las necesidades de la empresa y las preferencias del trabajador. Lo habitual es que se pacten con dos meses de antelación, salvo que el convenio establezca otro plazo. Si hay desacuerdo, será el juez quien decida.

No se pueden sustituir por dinero, salvo en caso de extinción del contrato. Tampoco se pueden acumular de un año para otro, salvo que el convenio lo permita o las partes así lo acuerden. Si el trabajador no puede disfrutar de sus vacaciones por causa justificada, como una baja médica o una situación de fuerza mayor, podrá hacerlo en otro momento dentro del año natural o del siguiente, según lo que se acuerde.

¿Cómo se calculan los días de vacaciones por mes trabajado?

El cálculo de los días de vacaciones por mes trabajado depende del sistema que se utilice para fijar el periodo vacacional: por días naturales o por días hábiles.

Si se utiliza el sistema de días naturales, se divide el número total de días de vacaciones (30) entre los meses del año (12) y se obtiene el resultado de 2,5 días por mes. Así, si un trabajador ha trabajado 6 meses, le corresponderán 15 días naturales de vacaciones (6 x 2,5).

Si se utiliza el sistema de días hábiles, se divide el número total de días hábiles de vacaciones (22) entre los meses laborables del año (12) y se obtiene el resultado de 1,8 días por mes. Así, si un trabajador ha trabajado 6 meses, le corresponderán 11 días hábiles de vacaciones (6 x 1,8).

En ambos casos, hay que tener en cuenta que los días de vacaciones se deben redondear al alza, es decir, si el resultado es un número decimal, se debe pasar al entero superior. Por ejemplo, si un trabajador ha trabajado 7 meses y le corresponden 17,5 días naturales o 12,6 días hábiles, se le deben conceder 18 o 13 días respectivamente.

¿Qué pasa si cambio de empresa?

Si un trabajador cambia de empresa o de convenio colectivo durante el año, debe tener en cuenta que puede haber diferencias en el número o en el sistema de cálculo de las vacaciones.

En el caso de un cambio de empresa, debe liquidar las vacaciones que le correspondan en la empresa anterior en su respectiva liquidación, en caso de no haberlas disfrutado, y empezará a generar nuevas vacaciones en la nueva empresa. Si ha disfrutado más vacaciones de las que le correspondían en la empresa anterior, deberá compensarlas con dinero, que será descontado en su liquidación final o con días de trabajo. Si por el contrario ha disfrutado parte de las vacaciones pero todavía tiene días pendientes, la empresa deberá de abonárselas en su liquidación final por la que se extingue la relación laboral.

Conclusión

Las vacaciones son un derecho adquirido de los trabajadores que se debe respetar y disfrutar. Para saber cuantos días te corresponden, debes consultar tu contrato o en su defecto tu convenio colectivo. También debes tener en cuenta el sistema de cálculo que se aplique, si es por días naturales o por días hábiles o si has cambiado de empresa durante el año. De esta forma, podrás planificar tus vacaciones con tranquilidad y sin sorpresas.