Actualidad

Emprender en tiempos de crisis

emprender tiempos crisis

Emprender nunca es fácil y mucho menos cuando estamos sumergidos en una crisis como la actual.

En este post te daremos algunas claves para emprender, pese a la crisis del coronavirus.

Para empezar tenemos que entender algunas de las etapas por las que pasa un emprendedor:

La idea. Es el momento en el que el emprendedor comienza a darle vueltas a la posibilidad de poner en marcha una idea que bien es diferenciadora, o sencillamente es la aplicación de sus habilidades de cara a tener unos ingresos.

Cuando el emprendedor quiere ponerse en marcha, sentimientos como valentía, miedo, fracaso, aparecen y es necesario contar con ellos. Hay que saber que muchas veces serán el motor que nos empuje a continuar con nuestros proyectos.

Entre los emprendedores hay un lema que dice: “No trabajaré por los sueños de los demás, si no por los míos propios”. Más gasolina para empujar nuestro proyecto adelante.

En las primeras fases del emprendimiento, es habitual encontrarse a uno mismo haciendo múltiples tareas además de la nuestra principal. Estas pueden ser, trabajos administrativos, trámites legales, contacto con proveedores, etc.

Es por ello que el emprendedor debe de adquirir conocimientos en diferentes ámbitos. Por supuesto las nuevas tecnologías son una gran ayuda, pero también ha de conocer aspectos legales, fiscales y tributarios.

Aunque nosotros creemos firmemente que el emprendedor ha invertir en su propia formación, esta formación ha de ser por encima de todo, la de su actividad principal, y los asuntos adicionales han de quedar en manos de profesionales.

Conocemos casos de emprendedores que vienen al despacho para revisar su renta, y vemos que por errores cometidos a la hora de utilizar el programa padre, pagan más impuestos de los que les tocaría pagar. Por tanto un primer consejo sería que los asuntos legales y financieros los dejaran en manos de unos asesores expertos.

Dice Woody Allen que el secreto del éxito consiste en la perseverancia. Nosotros suscribimos esta frase y animamos a los emprendedores a que continúen con su proyecto, que adquieran esa necesaria experiencia y que poco a poco vayan puliendo detalles que le lleven al éxito.

Y con éxito no nos referimos precisamente a que se hagan ricos, si no a tener unos ingresos consistentes que les permitan tener tiempo a la vez que disfrutan de su pasión realizando su trabajo.

A continuación os dejamos algunas acciones que son recomendables llevar a cabo y que pueden ayudar a los emprendedores a tener un camino más sencillo en plena crisis:

Diseña un modelo Canvas. Se trata de un modelo que, a base de un pequeño análisis, nos ayudará a validar nuestra idea de negocio.

Investiga tu mercado. Un sencillo ejercicio con la herramienta Facebook Insights nos ayudará a conocer cuál es nuestro mercado de potenciales clientes.

Define tu buyer persona. Se trata de nuestro cliente potencial. Si logramos conocerle en detalle, saber en qué canales se mueve y cuáles son sus intereses, lo tendremos más fácil para llegar con nuestro mensaje.

Haz un plan de Marketing. El Marketing nos ayudará a dar a conocer nuestros productos o servicios. Un buen plan de Marketing tiene objetivos como: incrementar la cuota de mercado, mejorar el retorno de la inversión, aumentar ventas, incrementar el beneficio, etc.

Aprende sobre técnicas de venta. Dicen las estadísticas que cuesta 7 veces más conseguir un nuevo cliente que venderle a un cliente habitual. Por ello, a la hora de plantear la estrategia de ventas, no hay que perder la ocasión de venderle a nuestros clientes actuales. Supera las expectativas de tus clientes, escúchales para comprender qué necesitan y gánate su confianza. Recuerda, vende por valor y no por descuento. Descubre qué valor añadir a tus productos o servicios para no tener que hacer grandes descuentos a la hora de vender.

Gestiona bien el tiempo. Cuando arrancamos nuestros proyectos vemos como poco a poco nuestro tiempo libre se va reduciendo cada vez más. Esto puede indicar que estamos teniendo nuevos clientes y claro, es bueno, pero si no optimizamos nuestro tiempo, llegaremos a nuestro límite y quizás no sea suficiente para poder sostener el proyecto. Para optimizar el tiempo te damos tres consejos:

1.- Utiliza un método de gestión del tiempo (GTD, pomodoro, Einsenhower).

2.- Identifica y elimina a los ladrones de tiempo.

3.- Controla las notificaciones que tanto tiempo nos hacen perder.

Los periodos de crisis provocan cambios importantes y el emprendedor tiene que saber, tanto adaptarse a los nuevos cambios como detectar nuevas oportunidades. La actitud es muy importante.

Para finalizar, queremos daros unas frases para reflexionar:

  • Emprender debe de ser el lugar donde pases el tiempo desarrollando tu pasión.
  • Para emprender no hay edad
  • No te dejes orientar por quien te pone pegas, busca quien te ayude a desarrollar tu proyecto

Esperamos que os haya sido de utilidad y os recordamos que en nuestro despacho podemos ofreceros servicios de consultoría que os ayuden a crecer más rápido, proteger vuestro patrimonio y optimizar los impuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *