Habitualmente solemos ver las crisis como algo negativo y, evidentemente tienen una gran parte, pero lo cierto es que también se pueden ver desde la vertiente en la que una crisis siempre es una fuente de oportunidades. Si nos aferramos a esta opción más positiva, nos daremos cuenta de que en las crisis siempre hay salidas, pero tenemos que reaccionar rápido y no quedarnos lamentándonos. En este artículo te contamos cómo podemos aprovechar la pandemia para generar oportunidades de negocio a través de 6 preguntas:

1.- ¿Cuál es la situación actual y real de mi negocio?

Todo negocio necesita revisiones periódicas de su estado. Nos encontramos muchas veces con situaciones en las que los CEO de las empresas no se preocupan demasiado de esto si ven que hay flujo de caja, pero esto puede ser muy engañoso. Cualquier negocio que no sea analizado permanentemente corre el riesgo de fracasar. Este hecho se agudiza si estamos en mitad de una pandemia, así que el primer consejo sería reflexionar sobre la situación actual de mi negocio. Cómo me ha afectado la pandemia? Qué impactos ha tenido sobre mi negocio? En todos los ámbitos, económico, social, etc.

2.- ¿Qué actores (clientes, proveedores, etc) intervienen en mi negocio y cómo les afecta a ellos la pandemia?

Nuestro negocio depende de otras personas que pueden haberse vistos afectadas por la pandemia. Necesitamos pararnos a analizar qué puede haberle ocurrido a cada uno de ellos, tanto clientes, como proveedores, etc. Los clientes pueden dejar de venir a comprar a nuestra tienda pero, ¿cuál es el motivo? ¿puedo hacer algo para que sigan viniendo? ¿Y qué hay de los proveedores? ¿Las grandes marcas nos van a dar facilidades mientras dure la crisis? ¿Podemos aprovecharnos de ellas? Con las instituciones ocurre similar, ¿conocemos las ayudas que nos ofrece el gobierno? ¿sabemos si podemos acceder a ellas?

Cuanto mejor conozcamos el ecosistema de nuestro negocio, mejores decisiones podremos tomar.

3.- ¿Quién es mi público objetivo? ¿Qué nuevas necesidades tienen?

Una vez identificada nuestra situación total, debemos de saber si nuestro público objetivo (posibles clientes) tienen nuevas necesidades. Recuerdo al principio del estado de alarma, cómo algunos comercios ofrecían el servicio a domicilio gratuito a personas mayores, que vivían solas o tenían movilidad reducida. Un claro ejemplo de adaptación del negocio a las nuevas necesidades de los clientes.

Pero hay muchos más, los músicos llegaban a los hogares con su música a través de Internet, la docencia se trasladaba al online y mucha de la burocracia de las entidades públicas se comenzaron a gestionar a través de Internet.

¿Qué necesita mi cliente ahora? Es fácil que hayan cambiado sus necesidades, por lo que tenemos ponernos en sus zapatos y tratar de anticipar esas nuevas necesidades, para poder ofrecerle soluciones.

4.- ¿Me centro en mi negocio o puedo buscar otras alternativas?

Sin duda la diversificación de ingresos es la mejor vacuna económica para una empresa. Nuestro negocio puede verse afectado en mayor o menor medida ante una crisis, pero lo que está claro es que si apostamos todo a una carta, la jugada puede salirnos mal. Desde el inicio de un negocio, tenemos que tener en nuestro punto de mira otras opciones que nos ayuden a diversificar y que, ante una crisis, sirvan de apoyo a nuestro negocio principal. Lo habitual es aprovechar clientes, proveedores, canales, conocimiento, recursos, etc, para ver si, con todo ello y ya que los estamos utilizando para nuestro negocio, los podemos aprovechar también para generar otras oportunidades.

5.- ¿Es bueno invertir en publicidad en mitad de la crisis?

Muchas veces la publicidad suele costarnos menos debido a que hay menos competencia. Si queremos apostar por nuestro negocio, lejos de reducir costes en este sentido, deberíamos de planificar campañas y analizar muy bien su rendimiento, comparándolas con anteriores. Lo normal será tener un ROI más alto.

6.- ¿Es hora de hacer la famosa transformación digital?

Si algo nos ha enseñado esta pandemia es a relacionarnos de una forma más intensa a través de Internet. Si tu negocio no tiene aún presencia online, tienes productos y no vendes en Internet o sigues sin realizar tus servicios a través de Internet, es el momento ideal para el cambio.

Esperamos que estas preguntas te inspiren y te hagan reflexionar sobre la situación de tu negocio, con el fin de poder tener un crecimiento a pesar de (o gracias a) la crisis. Como sabes en Eteria Consultores somos expertos en ayudarte a que tu negocio despegue. Contacta con nosotros y descubre todos nuestros servicios.

Scroll Up
Abrir chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar